Prohibición de armas nucleares

Hay motivos para el optimismo al ver 51 países dispuestos a firmar el nuevo tratado contra las armas nucleares. Pero por más que las obligaciones que comporta el tratado son evidentes, no queda claro
1. qué sucede con los países que no lo firman y son nucleares y
2. qué les pasaría a los que lo incumplan, sobre todo si pertenecen a la “comunidad internacional”, es decir, son países centrales o satélites: nada, no les pasará nada. No le pasará nada a quien practique el “America first” o esté bajo sus órdenes, como acontece con países aduladores que, más papistas que el papa, expulsan a embajadores de Corea del Norte para castigar así a ese país por hacer pruebas nucleares.