Gerra "Tibia"

No es exactamente “Guerra Fría” al viejo estilo USA-URSS, pero los nuevos artilugios presentados este fin de semana por Putin hacen pensar en aquellos viejos tiempos. Como siempre, la culpa es de Rusia. Pero dos observaciones se imponen.
Primera, que el gobierno de Trump está dispuesto a incrementos de miles de millones de dólares en su presupuesto militar en paralelo a estas decisiones rusas. No es fácil saber de cuánto se trata (ver aquí y aquí) ya que, en este caso como en el anterior, la mentirijilla es la norma. Pero lo que importa es que van en paralelo: no es Putin solo o solo Trump. Es la vieja carrera de armamentos.
Segundo, que esta “Guerra” ya cuesta mucho verla como asunto de solo dos, como resultaba fácil ver el mundo durante la Guerra Fría: los buenos en un lado y los malos en el otro (y algunos autodenominados “no alineados” que, en la práctica, resultaban “algo alineados”). Ahora el mundo es más complicado. Por lo menos la China ya es ahora muy diferente de lo que era entonces. Y las potencias nucleares son más que las que había entonces.

(The New Yorker)