Democracia étnica

Dos artículos que coinciden sobre la evolución reciente del Estado de Israel desde una cierta democracia a la idea de ser un Estado Judío en el que la etnicidad cuenta por encima de las demás consideraciones legales para gozar de plenos derechos civiles y políticos. 
El primero resalta que solo los judíos tienen plenos derechos democráticos, no así los palestinos -porcentaje importante de sus habitantes- mientras siguen las políticas (ilegales desde fuera, toleradas desde dentro hasta casi ser legales) de ocupación de nuevos territorios hasta completar el Eretz Israel, la Tierra Prometida que Dios (YHWH) les otorgó en la noche de los tiempos. 
El segundo constata la posición de periódicos estadounidenses de referencia respecto a la posibilidad (que es negada) de Dos Estados en tal territorio y el tufillo supremacista que exhalan las políticas actuales sobre el Único Estado (interesante la comparación entre esta posición y la que tendrían sobre Sudáfrica, cuando los negros estaban “fuera” del sistema y los blancos dominaban la Tierra sudafricana)
Y uno sobre cómo puede evolucionar en un futuro, demografía mediante. El apartheid de Sudáfrica, que dio título a un libro de Jimmy Carter sobre el tema, vuelve a presentarse.
(Añadido el 13: de cómo se erradican sistemáticamente comunidades enteras habitadas por los “otros”, destruyendo sus casas y echando por tierra cualquier proceso de paz)
(Añadido el 18: artículo, escrito por Yehuda Shaul, sobre la situación de Breaking The Silence y las perspectivas de futuro que incluyen un apartheid)