Musulmanes contra musulmanes

Como asesinato masivo, es, sin duda, de los mayores. 235 muertos por lo menos en una mezquita de Egipto a manos, presumiblemente, de un grupo islamista activo en la península del Sinaí. No parece que se pueda hablar de “choque de civilizaciones”, aunque es lo que se hará la próxima vez (que la habrá y con cierta frecuencia) que grupos etiquetables como islamistas ataquen en contextos “cristianos”, aunque eso de cristianos no sea más que de nombre y tal vez el “islamismo” de los atacantes sea igualmente discutible. Lo es, ciertamente, cuando atacan a otros musulmanes.
Digámoslo todo: es probable que los atacantes no consideren verdaderos musulmanes (es decir, no consideren musulmanes) a los sufíes de la mezquita. Los cristianos tienen suficientes ejemplos parecidos (además de las pasadas “guerras de religión” entre cristianos) de católicos frente a evangelistas o pentecostales o evangélicos, en general frente a protestantes y seguro que no saben responder a una pregunta sobre el cristianismo de cuáqueros o testigos de Jehová. Pero hay ortodoxos que no consideran “verdaderos” cristianos a los católicos, o protestantes que, como los suníes a los sufíes, consideran que eso de tener santos (y no digamos imágenes) viola preceptos muy fundamentales cuya violación separa a los verdaderos creyentes de los apóstatas, cismáticos o herejes.
(Añadido el 25: La reacción del gobierno egipcio no puede ser más “occidental”, en este caso a la francesa, a saber, que aunque nadie haya reivindicado ese asesinato en masas, el gobierno ya ha tomado la decisión de atacar puestos de los supuestos (o presuntos o falsos) atacantes en la península del Sinaí. Primero, un judeocristiano “ojo por ojo” aunque no se sepa a quién se le debe. Y, segundo, una tranquilidad hacia los ciudadanos que ven que el gobierno is in charge -como los gringos-, tiene la iniciativa y defiende convenientemente a la población. Echar la culpa al adversario político es otro de los trucos posibles, como ha sucedido en el ayuntamiento de Barcelona a propósito del atentado de las Ramblas.
Item más: Esta mañana he escuchado en una radio católica española cómo el director del programa informativo hablaba de la masacre en la mezquita del Sinaí como “un ataque a nuestras costumbres” -subrayo el “nuestras”- y una de las razones más estrambóticas eran las semejanzas entre los sufíes y  los católicos. Ahí es na’)
(Añadido el 26: de acuerdo con este articulista que dice que los musulmanes tienen mucho que temer de los musulmanes islamistas. La prueba, el atentado. Y añado: y lo inútil, el ataque indiscriminado a quienes deberían haber atacado antes)
(Añadido el 30: Artículo de Alberto Piris sobre las implicaciones del atentado del Sinaí)
(Añadido el 11 de diciembre: Artículo de Le Monde sobre el sufismo, explicando qué es y por qué el wahabismo lo rechaza)