Un fantasma recorre Europa

El fantasma del populismo, esa extraña ola que afecta, prácticamente (tal vez con la excepción de Portugal) a los diferentes países europeos, cada cual a su manera. No hay un acuerdo sobre su posible definición. Me quedo con esta del GlobalTrends publicado en 2017 por el National Intelligence Council. Su caracterización del populismo, una de las tendencias que, en su opinión, podría trasformar el mundo, es la siguiente: “Los populistas, tanto de derechas como de izquierdas, han estado creciendo a lo largo de Europa. Se caracterizan por su sospecha y hostilidad hacia las élites, la política convencional y las instituciones establecidas. Reflejan el rechazo de los efectos económicos de la globalización y la frustración producida por las respuestas de las élites políticas y económicas a las preocupaciones del público. Los sentimientos anti-inmigración y xenófobos en las democracias centrales de la alianza Occidental pueden debilitar algunas de las fuentes tradicionales de fortaleza de Occidente para cultivar sociedades diversas y promover el talento global. Los movimientos populistas y sus líderes, ya sean de derechas o de izquierdas, pueden aprovechar las prácticas democráticas para fomentar, por un lado, un apoyo popular que consolide su poder a través de un ejecutivo fuerte y, por otro lado, la lenta pero constante erosión de la sociedad civil, el estado de derecho, y las normas de tolerancia”.
Obsérvese que no distingue entre populismos de derechas y de izquierdas porque, por lo que dicen, los hay de los dos tipos, haciendo que casi esa distinción se quede obsoleta al oponer democracia liberal a populismo. Y nótese que, aunque la mayoría son unionistas, los hay también secesionistas como la Lega Nord en Italia o el Vlaams Belang en Bélgica. El que hoy puede estar en el candelero es el austriaco que podría llegar al gobierno (de colación) si los resultados son los previstos.
Los españolitos harán bien repasando esta definición y viendo si se aplica a algunos (en plural) partidos de la Piel de Toro (y ya he dicho que parece que no se aplica en Portugal). Para algunos, España es inmune, de momento, a la ola pupulista que recorre Europa, pero…
(Añadido el 20: recensión de cuatro libros sobre el auge del populismo, sus causas, lo que pudo haberse hecho para evitarlo y lo que todavía se podría hacer. 
Rage Against the Elites
El 22 hay elecciones en el Norte de Italia -Véneto y Lombardía- donde la Lega Nord pide menos de lo que ya tienen los gobiernos autonómicos catalanes y donde hay dudas, en el caso de Lombardía, del papel de los “hackers” en un recuento que se presenta problemático.)